Movimiento Estudiantil: ¿Qué es y qué exige?

mov estudiantil

La educación chilena y el movimiento estudiantil son temas polémicos en la actualidad. Es común escuchar en la tele, en internet, en el metro o en la casa opiniones respecto a las marchas, a lo que piden los estudiantes y a la educación en general,  pero ¿Estamos nosotros, los estudiantes, debidamente informados sobre estos temas?, ¿Sabemos qué ha logrado el movimiento estudiantil años atrás o los problemas actuales que tiene nuestra Educación?

El deseo de intentar explicar qué es el Movimiento Estudiantil a nuestra comunidad nace de un panorama actual preocupante: las nuevas generaciones, aquellos que estamos recién entrando a la educación superior sabemos muy poco de la crisis que vive nuestra educación,  no sabemos con certeza qué exige el movimiento estudiantil, qué busca un paro o toma. La mayoría votamos que SÍ a los paros que convoca la CONFECH desde la ignorancia,  sin antes informarnos sobre las razones de esta decisión, lo hacemos para no tener clases, para avanzar con los trabajos en la casa o no tener la prueba fijada para ese día… ¿Estará esto desvirtuando el verdadero objetivo del Movimiento Estudiantil?

Es por todo lo anterior que resulta de suma importancia conocer un poco más sobre el Movimiento Estudiantil,  qué ha logrado y qué exige hoy.

En primer lugar “Movimiento Estudiantil” se refiere al conjunto de manifestaciones de estudiantes, tanto secundarios como universitarios que busca respuestas y soluciones por parte de las autoridades a sus demandas y a los profundos problemas que la educación chilena tiene. Los movimientos estudiantiles tienen diferentes causas en todo el mundo, están íntimamente ligados a los problemas que pueda tener una sociedad  y se caracterizan por estar liderados por fuerza joven, por  la reivindicación de las luchas sociales, por la justicia y la equidad que exigen y principalmente por no defender ideologías imperialistas o totalitarias, ya que solo busca construir una mejor sociedad.

El movimiento estudiantil tiene su origen hace casi un siglo atrás, donde un grupo muy pequeño manifestaba sus demandas con respecto únicamente a la educación universitaria. Décadas después, en los 60 ocurrió la Reforma Universitaria que buscaba diversos cambios para las tan solo ocho universidades que formaban parte del sistema universitario de la época, esta reforma se vio interrumpida con el Golpe de Estado de 1973 y la posterior dictadura militar, dando paso a la Contrarreforma, que trajo como consecuencia la fragmentación y privatización de las universidades ya que el gobierno militar consideraba que la gratuidad solo fomentaba el activismo. A partir de este momento, los estudiantes debían recurrir a un crédito y endeudarse  para poder estudiar. En 1981 se crea la Beca Presidente de la República con el fin de ayudar económicamente a los universitarios con méritos académicos.

Después de lo sucedido en Dictadura, los estudiantes comienzan a organizarse con sus respectivas federaciones de estudiantes con el fin de crear una Confederación con carácter nacional, así nacería la CONFECH (Confederación de Estudiantes de Chile) en el año 1984, sin embargo, posteriormente las federaciones universitarias viven un período de crisis que coincide con la vuelta a la democracia, donde el Movimiento Estudiantil no tiene claro sus objetivos. En Junio de 1999 se producen manifestaciones por la crisis que generó la falta de dineros en el sistema del fondo solidario de crédito universitario ante la creciente demanda de estudiantes.

Es en el siglo XXI cuando la CONFECH se consolida como organización nacional estudiantil. El año 2001 los estudiantes secundarios y universitarios se manifiestan en el llamado “Mochilazo”, donde consiguen mejoras en el pase escolar y la tarifa, además de que este fuera administrado por el Ministerio de Educación. Los estudiantes también logran frenar el proyecto que buscaba privatizar el Fondo Solidario. A partir del año 2003 la CONFECH comienza a analizar a fondo sus próximos objetivos, cuestionando principalmente, el sistema educacional y el financiamiento universitario.

Entre los años 2006 y 2008 el Movimiento Estudiantil adquiere fuerza y son los secundarios lo que salen a las calles con sus demandas, entre las cuales estaban: La derogación de la LOCE (Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza) aprobada en dictadura que sostenía que el rol del estado en la educación corresponde solo al de un ente regulador y protector, delegando la responsabilidad de educar en corporaciones privadas, se buscaba también una reformulación de la Jornada Escolar Completa (JEC), gratuidad en el pase escolar y en la PSU. Finalmente logran que se cambie la LOCE por la LGE (Ley General de Educación) y PSU gratuita para el 80% más vulnerable de los estudiantes chilenos que salen de cuarto medio. Esta etapa del movimiento estudiantil marcó un antes y un después en el interés sobre la política de los jóvenes chilenos.

En el 2011, el Movimiento Estudiantil fue uno de los más fuertes después del retorno a la democracia. Los estudiantes se manifestaron principalmente por un férreo rechazo al sistema educacional heredado de la dictadura, también por los resultados poco significativos de la LGE que venía a reemplazar a la LOCE, pase escolar gratuito y válido para todo el año, fin al lucro, reformas a la constitución, igualación de condiciones del Crédito con Aval del Estado con las del Fondo Solidario, entre otras demandas. Esta etapa del movimiento a pesar de ser significativo y muy masivo, no trajo consigo muchas respuestas por parte del ejecutivo. Entre las medidas relevantes que se pusieron en funcionamiento destacan la Beca Vocación de Profesor y la rebaja de la tasa de interés  del Crédito con aval del estado de un 6% a un 2%, medida que vendría a ayudar a aquellos estudiantes que obtuvieron este beneficio entre el  2006 y el 2011

Actualmente el panorama no es muy distinto, hace solo meses, se decretó la ley de Gratuidad para la Educación Superior, que si bien financiará la educación del 50% de los estudiantes más vulnerables, no deja de sorprender la improvisación con la que se hizo y se aprobó esta ley, por lo demás no elimina de ninguna forma los verdaderos problemas en la educación chilena. Hoy en día,  el Movimiento Estudiantil manifiesta su descontento con esta ley y con la forma en la que se hizo, los estudiantes exigen cambios estructurales en el sistema educativo, el congelamiento y disminución progresiva de la matrícula en instituciones privadas, el fin de la PSU, gratuidad universal, entre otras demandas.  

El Movimiento Estudiantil está actualmente en un período decisivo, muchas universidades y colegios están en toma y hace poco se anunció la “Nueva ofensiva” al gobierno como consecuencia a que las demandas no han sido escuchadas.  La CONFECH llamó a paro indefinido y marcha para el 9 de Junio.  Finalmente sabemos que esto seguirá cambiando a medida que pase el tiempo. El llamado es a informarse en las instancias que su universidad, instituto o colegio disponga.  Votemos  por paros y tomas conscientemente, formemos nuestra propia opinión respecto a este tema, ya que, sin duda,  nos involucra directamente por ser estudiantes.

 

Por Macarena Banda.

Comenta

Be the first to comment on "Movimiento Estudiantil: ¿Qué es y qué exige?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*